INFÓRMATE

Conocer y cuidar tus mamas ayuda a identificar cualquier cambio para notificarlo de inmediato a tu médico.

Lo que necesitas saber

  • El diagnóstico temprano y tratamiento oportuno aumentan tus posibilidades de sobreviviencia.
  • Un estilo de vida saludable puede disminuir el riesgo de padecer cáncer.
  • Las mujeres tienen más riesgo que los hombres de contraer cáncer de mama.
  • Un 3% de los hombres con respecto a las mujeres, pueden padecer cáncer de mama. Y por esto, ellos también deben realizar el autoexamen y consultar al especialista si observan algún cambio en sus mamas.

Tres aliados para la detección temprana

Examen clínico

Cada examen de las mamas realizado por su médico (mastólogo, ginecólogo) debe incluir:

  • Historia médica, para saber si usted tiene antecedentes personales y familiares de enfermedades benignas o malignas de mama.
  • Conversación con su médico acerca de la salud de sus mamas y aclarar cualquier duda que usted pueda tener.
  • Examen físico para conocer el estado de sus mamas y las pruebas diagnósticas que el médico determine.

Mamografía y/o ecosonograma mamario

La mamografía es una gran aliada para el diagnóstico temprano de cáncer de mama. Consiste en una radiografía del seno, rápida, fácil y segura, que puede detectar tumores muy pequeños, que no son palpables.

Los médicos aconsejan hacerse una mamografía anual a partir de los 40 años de edad, o antes  si hay factores de riesgo. En algunos casos, es recomendable realizar otras pruebas diagnósticas como ecosonogramas mamarios, resonancias magnéticas y/o biopsias.

Para mujeres menores de 35 años, si presentan molestias o la historia médica lo indica la prueba diagnostica usada es el ecosonograma mamario.

Autoexamen

El autoexamen mensual le permitirá conocer sus mamas y detectar algún signo de alerta (endurecimiento, modificación en la piel y el pezón, secreciones espontáneas, hendiduras, cambio de tamaño y forma).

El autoexamen de los senos se divide en dos partes:

Observación:  De pie, con las manos en tres posiciones (al lado del cuerpo, en la cintura y detrás del cuello) se coloca frente a un espejo y revisa toda el área de sus mamas y sus axilas.

Palpación: Acostada, con la mano derecha detrás del cuello y con la mano izquierda palpa todo el área de la mama derecha y la axila derecha. Use las yemas de los dedos y muévalas de forma circular. También puede palpar de abajo hacia arriba o desde la periferia de la mama hacia el pezón. Ejerza diferentes niveles de presión (leve, moderado e intenso) y al terminar, haga lo mismo con la mama izquierda.